Las pequeñas gasolineras tendrán seis meses más de plazo para instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos y tendrán que ser de una potencia de 50 kW y no de 22 kW como constaba anteriormente. Estos puntos serán obligatorios desde el primer día en las nuevas estaciones de servicio y en los nuevos edificios entre otras instalaciones.

Así consta en un nuevo borrador de junio del anteproyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que mantiene el grueso del borrador inicial aprobado, pero incorpora diversas modificaciones.

El anteproyecto mantiene el objetivo de un parque móvil sin emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el 2050 y para lograrlo mantiene la prohibición de vender vehículos de combustión (diésel, gasolina, gas e híbridos) a partir de 2040.

Para conseguir una movilidad libre de CO2 a más tardar en 2050, además de las estaciones de recarga, el Código Técnico de Edificación deberá fijar obligaciones relativas a la instalación de puntos de recarga en edificios nuevos y en intervenciones de edificios existentes.