La compañía EDP ha puesto en marcha diez nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos en los aparcamientos de los campus universitarios de Gijón y Mieres y en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo que han supuesto una inversión de 200.000 euros.

Al estreno de esta infraestructura han asistido el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y el director de Casa Inteligente de EDP España, Antonio González-Lamuño.

Los nuevos puntos están situados en zonas clave y en aparcamientos públicos cercanos a las principales vías de comunicación en la región.

Dos de estos puntos, uno en Gijón y otro en Mieres, son rápidos, de 50 kW, una potencia que permite recargar las baterías de los coches en aproximadamente 15 minutos.

Las otras ocho instalaciones son semirrápidas, de 22 y 7,5 kW.

Para realizar las recargas, los usuarios tienen dos opciones: utilizar la tarjeta de movilidad sostenible de EDP o un dispositivo móvil.

En la inauguración, el rector ha destacado que “es fundamental liderar el cambio hacia una sociedad sostenible” para lo cual es necesario contar con el “apoyo de las empresas, como este caso EDP”.

Por su parte, González-Lamuño ha subrayado que este acuerdo con la institución académica refuerza la apuesta de ambos por la movilidad.

El acuerdo entre la Universidad y EDP responde a la relación que mantienen ambas entidades desde hace años, sobre todo, por el programa de becas de la Fundación EDP, por el que cada año más de 150 estudiantes se incorporan a la compañía energética para completar su formación académica.

Actualmente, EDP ya ha instalado 57 puntos de recarga en Asturias, tanto en vías rápidas como en entornos urbanos, y tiene en estudio otras 20 instalaciones.