• El fabricante de motos y baterías eléctricas ‘Made in Barcelona’ inicia la expansión a nivel europeo hacia Francia, UK, Italia y Alemania como países clave
  • La compañía matriculó en 2018 un total de 2.083 motocicletas de su modelo S02 y duplicó la facturación
  • Para 2019 Silence tiene como principales objetivos: Europa y su primer modelo para particulares

 

Silence, la compañía con sede en Barcelona, dedicada a la fabricación de motos eléctricas da el salto oficial al mercado europeo.

Tras liderar el sector de las dos ruedas a nivel español, ahora Silence sale a la conquista del mercado europeo teniendo como objetivos principales Francia, UK, Italia y Alemania.

La apertura de esos nuevos mercados irá de la mano de importadores y distribuidores –todavía no definidos- que apuesten por la movilidad eléctrica como una opción de movilidad urbana real. Según Carlos Sotelo –fundador y CEO de la compañía- “como marca líder queremos tan solo empezar en estos nuevos territorios yendo de la mano de los mejores”.

 

Liderando el mercado B2B

Mientras que 2018 fue el año de la S02 y la consagración de Silence como referente para flotas de dos ruedas eléctricas con clientes de la talla de Correos, TelePizza, Domino’s y motosharings como Acciona o Scoot, 2019 es el año del particular.

Silence lanza su vehículo S01, una moto eléctrica con prestaciones de 250cc y con batería extraíble “tipo trolley” que permite al cliente final facilidad a la hora de cargar la batería.

Con este nuevo lanzamiento, el catálogo de Silence ya cuenta con tres modelos: S01, dirigido a particulares; y S02 y S03 de dos y tres ruedas respectivamente, dirigidos a flotas de delivery y mensajería, parques públicos y operadores de sharing, entre otros negocios.

Teniendo en cuenta este nuevo mercado y el auge de la movilidad eléctrica, Silence está abierto a cualquier tipo de colaboración que permita que las grandes capitales, más allá de los Pirineos, cuenten con un medio de transporte sostenible y respetuoso.

 

Acerca de Silence

Silence es una compañía española dedicada al diseño, desarrollo y producción de scooters 100% eléctricos de elevada eficiencia, con una I+D+i propia. La empresa también desarrolla su propia tecnología de baterías recargables, que fabrica en sus instalaciones de Molins de Rei (Barcelona), proporcionando proximidad y seguridad a sus clientes. El principal objetivo de Silence es acelerar el cambio hacia un modelo de movilidad urbana totalmente sostenible a través del desarrollo de un producto innovador, adaptado a las nuevas necesidades del mercado. Para ello cuenta con socios como Repsol, Caixa Capital Risc, C.D.T.I. y desde el mes de octubre de 2018, MGS Seguros. En 2014 la empresa lanzó por primera vez el modelo S02, un robusto scooter eléctrico diseñado para el transporte de mercancías. Cuatro años después, Silence cerró el ejercicio 2018 siendo el vehículo eléctrico –de cualquier categoría- más matriculado a nivel nacional, contando con clientes como Correos, Ara Vinc, Grupo Zena, Just Eat y los Ayuntamientos de Madrid, Lisboa, Rotterdam y Barcelona B:SM. Otro segmento en el que Silence está ganando peso es el motosharing, de la mano de clientes como la empresa americana Scoot que ha elegido a Silence para su desembarco en Europa o Acciona con un sharing que supera los 3.000 vehículos. En 2019 la compañía lanza al mercado su primer modelo exclusivamente pensado para particulares, la Silence S01. El vehículo dispone de un novedoso sistema de batería extraíble que facilita su recarga en cualquier lugar.

Las patentes y tecnología empleada por Silence para fabricar sus productos han sido reconocidas por los premios nacionales PYME 2016 en la categoría de Innovación Tecnológica, por la Asociación de Agencias Españolas de Gestión de la Energía con el Premio Nacional EnerAgen 2015, y también por el premio Emprendedor XXI 2015 en la categoría “Creces” a la empresa con mayor potencial de crecimiento en el sector industrial a nivel nacional.

 

FUENTE: Silence