El grupo empresarial ha elegido el nuevo e-Crafter totalmente eléctrico de Volkswagen para ampliar la flota de vehículos de sus contratos de servicios urbanos en la provincia de Barcelona.

 

El grupo empresarial Sorigué ha recibido las seis unidades de furgoneta e-Crafter 100% eléctrica de Volkswagen, las primeras entregadas en España, en un acto celebrado en uno de sus centros de trabajo ubicado en la Zona Franca de Barcelona. Estas seis unidades cero emisiones se suman a la flota de vehículos de sus contratos de servicios urbanos en la provincia de Barcelona.

El encuentro contó con la presencia de Manuel Vélez, director general de las áreas de Tecnología y Servicios de Sorigué; Francesc Faus, gerente de Ambitec; Francisco Ullod, gerente de Constraula; Borja Barenys, director de Ventas de Volkswagen Vehículos Comerciales; Dana Cortada, directora general de Volkswagen Group Retail; y Luis Subías, gerente de Volkswagen Barcelona, entre otros representantes. Ambitec, especializada en paisajismo y medioambiente, y Constraula, dedicada a los servicios urbanos, son las empresas Sorigué que incorporarán estos vehículos cero emisiones a su flota.

“La compra de estos vehículos responden a nuestra apuesta como grupo empresarial por la sostenibilidad ambiental. En Sorigué trabajamos para que nuestros servicios urbanos crezcan de manera sostenible y aportemos valor en los contratos donde participamos”, ha dicho Manuel Vélez, director general de las áreas de Tecnología y Servicios del grupo empresarial, de la que forman parte, junto con Acsa Obras e Infraestructuras, las empresas Ambitec y Constraula.


La nueva furgoneta e-Crafter de Volkswagen Vehículos Comerciales ofrece una conducción sin emisiones y 170 kilómetros de autonomía. El motor se alimenta mediante un paquete de baterías de iones de litio montado bajo el suelo del espacio de carga, que se combina con un sistema de carga rápida CCS que permite recargar las baterías al 80% en tan solo 45 minutos.

Además, presenta importantes ventajas económicas tanto por la reducción de los costes de mantenimiento como por las exenciones de pago en algunas vías de peaje, aparcamiento en ciertas áreas o la libre circulación en episodios de contaminación y restricción al tráfico en grandes ciudades.

De esta forma, Sorigué mantiene su compromiso con el transporte sostenible. En los últimos años la compañía ha sumado a su diversa flota un importante número de vehículos eléctricos, especialmente en sus contratos de servicios urbanos.