• El e-Golf se lanzó en 2014 y es uno de los coches eléctricos con batería más exitosos de Europa

  • El vehículo número 100.000 ha sido fabricado y entregado a su nuevo propietario en la Fábrica de Cristal de Dresde

 

La producción del e-Golf empezó en Wolfsburg in 2014. Debido a la alta demanda, el modelo se ha fabricado adicionalmente en la Fábrica de Cristal de Dresde durante más de dos años y medio.

Precisamente, el nuevo ID.3 saldrá de la línea de producción de esta misma fábrica de Dresde a partir del próximo otoño.

Cerca de 27.900 e-Golfs han sido entregados a clientes de todo el mundo entre enero y octubre de este año.

Las entregas totales en 2018 sumaron 24.800 unidades.

Los cinco principales mercados de este año han sido Noruega, Alemania, EE. UU., Reino Unido y Holanda.

El e-Golf tiene una potencia 100 kW (136 PS) y una autonomía WLTP de hasta 230 kilómetros.

 

Holger B. Santel, director de Ventas y Marketing de Volkswagen Alemania, dijo: “El e-Golf ha sido nuestro embajador para la movilidad eléctrica durante más de cinco años. El hito alcanzado hoy, con 100.000 entregas, es una confirmación del éxito de la misión e-Golf”.

Henning Schulzki, director de Ventas y Marketing de la Fábrica de Cristal, añadió: “Desde 2017, el e-Golf ha convertido la Fábrica de Cristal en un vibrante escaparate de la movilidad eléctrica. Este año produciremos más de 16.000 unidades – un récord histórico. Estamos encantados de haber logrado este nuevo hito”.